Bonebroth esencial para la fertilidad

Por qué la infertilidad se ha vuelto tan común? Como con la mayoría de los problemas de salud, hay muchos factores que contribuyen. Algunos de los más comunes: Estrés crónico + ansiedad (del trabajo y especialmente por miedo a la infertilidad) PCOS Problemas intestinales (como intestino permeable) La mutación genética MTHFR Disfunción hormonal por uso prolongado de anticonceptivos hormonales Azúcar en sangre desequilibrado Ovulación irregular Desintoxicación hormonal ineficiente ¡La falta de grasas saludables monoinsaturadas (como, por ejemplo, de los aguacates!) La falta de vitamina D por no pasar tiempo afuera en el sol Falta de aumento de la circulación linfática Y, por supuesto, no podemos dejar de lado: la edad. Claro, la edad puede ser un factor que contribuye, pero ciertamente no es determinante. Afortunadamente, expertos en fertilidad como Christa Orecchio y el Dr. Marc Sklar están comenzando a hablar sobre esto, compartiendo el mensaje de que ya sea a los 20, 30 o 40 años, se tiene la capacidad de concebir y concebir de forma natural. Es crucial entender que la salud del bebé se determina antes de concebir. También es importante tener muy claro que es absolutamente posible concebir tan saludablemente a los 40 como a los 20 años si se hace un poco de trabajo de limpieza en el cuerpo y se mejora la salud general. Entonces, ¿cómo aumentamos la fertilidad de forma natural y "limpiamos"? Bueno, el lugar más fácil para comenzar es la alimentación, estilo de vida y suplementos. Cómo siempre lo digo: la forma en que comemos, nos movemos, pensamos y vivimos desempeña un papel ENORME en la capacidad de concebir. Dicho esto, al igual que hay alimentos que dificultan los esfuerzos de fertilidad, también hay alimentos que apoyan sus hormonas y su flujo fértil. 

Esto me lleva al caldo de huesos y la fertilidad. ¿Sabías que el caldo de huesos es en realidad uno de los alimentos más beneficiosos para la fertilidad? Equilibra las hormonas y refuerza la fertilidad de forma natural. El Bone Broth, como solían hacerlo las abuelas, está lleno de nutrientes que cada célula de nuestro cuerpo necesita. Las células que componen nuestros óvulos y esperma no son diferentes. A menudo, veo que clientes que tienen problemas para quedar embarazadas, carecen de nutrición adecuada y el caldo de hueso puede ayudar a restablecer en su cuerpo las sustancias esenciales para aumentar la fertilidad. No hay nada más importante que proporcionar a las células (las mismas células que van a construir el bebé) con los nutrientes adecuados que necesita para crear el niño más sano y feliz posible. He visto cómo mis clientes no solo tienen éxito con la fertilidad, sino que también mejoran tremendamente su salud intestinal y digestiva, dolor en las articulaciones, cabello, piel, uñas e incluso problemas autoinmunes al beber tan poco como una taza de caldo de huesos al día. ¿Suena a producto milagro? No es así. He aquí por qué el caldo de huesos es un alimento tan poderoso. En una sola palabra: sinergia. El caldo de huesos al ser rico en colageno sana el intestino y el intestino está 100% vinculado a la salud hormonal. Curar el tracto gastrointestinal cambia el entorno interno al calmar la inflamación en todo el cuerpo. Es ese tipo de entorno que aumenta la biodisponibilidad de nutrientes de los alimentos y suplementos.

Podemos comer los alimentos más saludables y propicios para la fertilidad. Pero, si esos nutrientes no son biodisponibles para nuestro cuerpo, entonces, en lugar de absorberlos, literalmente los estamos tirando. 

Los aminoácidos (proteínas que forman bloques) prolina, glicina, arginina y glutamina, abundantes en el caldo, son compatibles con los sistemas de desintoxicación de nuestro cuerpo, eliminando el exceso de hormonas, como el estrógeno, que causan todo tipo de problemas de infertilidad.  

Para entender este tema del caldo de huesos y la sinergia corporal, necesitamos hablar también sobre la función suprarrenal. El consumo de caldo de huesos apoya directamente la función renal (parcheando los agujeros en el tejido del riñón, sobre lo cual habla la Dr. Cate Shanahan, autor de Deep Nutrition y asesor de los Lakers). La función renal directamente apoya las glándulas suprarrenales (glándulas pequeñas ubicadas en la parte superior de cada riñón). Las glándulas suprarrenales producen hormonas esenciales, como hormonas sexuales y cortisol, vitales para la salud inmunológica y la fertilidad. ¡Tan tan! Ahí lo tienes. El caldo de huesos es un alimento amigable para la fertilidad porque crea sinergia en todo el cuerpo. Esto también ha llevado a que el caldo de huesos durante el embarazo se convierta en una recomendación más común de los médicos holísticos y naturópatas. La curación del intestino que tiene lugar debido al colágeno permite una mayor biodisponibilidad de nutrientes en el cuerpo (provenientes de los alimentos y los suplementos que consume). Las vitaminas y minerales de esos nutrientes son la sustancia que alimentan (crean y apoyan) la hormonas. El caldo de huesos, por supuesto, no es el único alimento amigable para la fertilidad, pero es uno de los más impactantes.

  • Instagram Clean Grey
  • Pinterest - Grey Circle
  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey

© 2023 by The Plan. Proudly created with Wix.com