Las razones para 'cultivar' una flora intestinal saludable.

Probablemente has oído hablar de los probióticos. Muchos los tomamos a diario en cápsulas o suplementos, pero creo que pocos se imaginan lo importantes que son para la salud de nuestros hijos y que además de afectar el sistema digestivo, la flora intestinal (o falta de ésta) tambien tiene que ver con el comportamiento, con la piel e incluso con la disposición a contraer o no enfermedades.

Los probióticos son microorganismos vivos que habitan en el cuerpo humano. Son basicamente bacterias buenas que colonizan el interior de los intestinos y otras partes del cuerpo, incluyendo la piel. Mientras que las bacterias "malas" invaden el cuerpo y causan desequilibrio o enfermedad, las "buenas" promueven la salud en todo el cuerpo.

Los probióticos compiten por el espacio con las malas bacterias y cuando son abundantes y variadas, evitan el desarrollo de bacterias dañinas.

Los bebés nacen con un tracto intestinal estéril y heredan la flora de la madre a través del canal de parto. Esto es, asumiendo que la madre tuviera una flora intestinal equilibrada y que el bebé naciera de parto natural, ambas situaciones poco probables en nuestros dias. Si además reciben una dosis de antibióticos ésto termina por eliminar cualquier cantidad de flora que haya logrado poblar sus intestinos. Los científicos sospechan que esta deficiencia de colonización puede ser una de las causas en la mayor incidencia de alergias y de asma y estudios recientes también la relacionan con los cólicos y reflujo que son cada vez mas frecuentes en los bebés. Un estudio realizado en Finlandia demostró que al establecer una buena flora intestinal en los bebes por medio de suplementos del probiotico Reuteri, el llanto de los bebes disminuía considerablemente.

Al alimentar con leche materna a nuestros hijos contribuimos a la proliferacion de bacterias benéficas, ya que la leche materna alimenta a estos organismos y aumenta su capacidad de sobrevivir y prosperar en el intestino. Es una buena idea que la madre consuma probioticos durante la lactancia para contribuir aun mas a este proceso.

Una vez que los niños comienzan la alimentacion con sólidos, su microflora intestinal cambia y depende de lo que coman si se les establece una flora balanceada o no. Dietas altas en harinas y azucar alimentan a las bacterias malas, mientras que dietas altas en fibra proveniente de frutas y verduras frescas alimentan a las bacterias mas deseables.

Cuando un niño presenta problemas con su flora intestinal, tiene dificultades digestivas que se manifiestan en alergias, inflamación, gases, estreñimiento, cólicos y reflujo. Y cuando hay una deficiencia severa, se presenta una Disbyosis, que es cuando un sólo tipo de bacteria prolifera mas que los otros en el tracto, causando problemas de nutrición, pérdida de apetito e incluso de problemas comportamiento, de apredisaje y déficit de atención.

Al propiciar una buena flora intestinal en nuestros niños los estamos ayudando tambien a evitar problemas de sobrepeso y obesidad mas adelante. Una flora balanceada regula hormonas, reduce inflamacion en el organismo, permite una buena absorción de nutrientes reduciendo antojos. Algunas bacterias malas estimulan producción de grasa, mientras que otras como la bifidobacteria regulan los niveles de azucar en la sangre.

Los probióticos en suplementos pueden ser efectivos para recuperar el balance de la flora intestinal, sin embargo es importante saber los ingredientes de lo que damos a los niños. Los probióticos que compramos en capsulas o pastillas son bacterias cultivadas en un laboratorio, muchos contienen conservadores o aditivos como maltodextrina provenientes de maíz genéticamente modificado. Hay que revisar el orígen y el tipo de bacterias. Distintas bacterias sirven para distintas cosas.

Bifidobacterium Bifidum y Bifidobacterium infantis son comunmente encontradas en los intestinos de los niños mas sanos y que menos se enferman. Los Lactobacilos Acidophilos han demostrado ser utiles para disminuir la diarrea, para aliviar el eczema e incluso ser mas eficientes que algunos medicamentos contra los gases y el cólico de los bebés.

Un estudio realizado en China (2009) encontró que los niños que recibieron dosis diarias de L. acidophillus faltaron menos a la escuela y necesitaron menos dosis de antibioticos cuando se enfermaban. Las bifidobacterias B. longum, B. breve and B. infantis ayudan a prevenir la diarrea causada por rotavirus e inhiben el desarrollo de E.Coli en el intestino.

Los probióticos se deben administrar justo antes de los alimentos para aumentar la absorción y ayudar a la digestión.

Al usar suplementos para bebés es importante encontrar un probiótico especialmente diseñado para ellos, ya que los bebes y niños pequeños requieren diferentes cantidades y variedades de flora que los adultos.

En definitiva, la mejor y mas eficiente manera de que los microorganismos buenos sobrevivan y se multipliquen, es mediante el consumo regular de alimentos que naturalmente contienen bacterias buenas, los alimentos fermentados en casa como el yogurt, jocoque y kefir (que contienen 100 millones de organismos vivos por cada 100 gramos), la col agria o 'shukrut' (con 10 billones por cada 100 gramos), los pepinillos y otros vegetales fermentados y el té kombucha.

Estos deben preferentemente estar hechos en casa pues los procesos de producción, el almacenaje en anaqueles y sobretodo la pasteurización de los productos comerciales causan que la mayoría de los microorganismos se mueran.

Un yogurt comprado en el super, a pesar de que al producto le hayan agregado probioticos durante su producción, termina teniendo muy pocos microorganismos vivos y activos al momento que los consumimos, en cambio un yogurt casero, si esta bien hecho, contiene muchos y es mas probable que sobrevivan en nuestro interior ya que se cultivaron en nuestro entorno.

Es una buena idea aprender a hacer shukrut y yogurt o kefir en casa y acostumbrar a los niños a consumirlos desde pequeños.

  • Instagram Clean Grey
  • Pinterest - Grey Circle
  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey

© 2023 by The Plan. Proudly created with Wix.com